Confianza en el TEA

Una de las consecuencias de la inflexibilidad en el TEA es el poder conectar y crear un vínculo de confianza. Sí bien es cierto, que cuando se logra se crea un vínculo precioso, y la vez muy frágil. Una vez roto… Es muy difícil volverlo a forjar.
Y esto es lo que le ha sucedido a uno de los Jóvenes que veo en consulta. Ha sufrido su primer mal de amores y ello le ha conllevado a perder la confianza en la sociedad.
Os dejo uno de sus escritos en los que expresa como se siente. Digno de leer.

«A veces he pensado que soy un gafe de la vida, que todo lo que haga es inútil, pues se vuelve contra mi tarde o temprano. Ya hace un tiempo que incluso expertos me comentaron que no soy muy agraciado en la «suerte». Supongo que podría ser peor, nacer en un país en guerra dudo que sea comparable, aunque quizás en el primer mundo hay otro tipo de guerras invisibles, que sacan a relucir lo peor del ser humano. Esa chica que te gustaba pero te niega o simplemente ignora, aquel amigo que te dejó en la estacada para irse con otros, o simplemente abusaba de ti por ser más débil, nacer con un problema de riñón, una familia que no te entiende, o incluso dentro de la familia te marginan, la soledad creciente en mi vida, probar suerte en algo, cualquier cosa, pero inútilmente; tengo un techo donde vivir, comida, amor paternal y «caprichos», pero a veces, cuando psicológicamente no estás, es como vivir una vida por vivirla; quiero decir con esto que cuando uno tiene sueños, ilusiones, metas, es esperanzador querer vivir para saber que ocurrirá. En mi caso no hay nada, estoy vivo pero muerto por dentro, no hay esperanzas ni sueños para mi, se esfumaron. No disfruto con lo que tengo, pero tampoco quiero nada, vivo en un limbo expectante, si se le puede llamar vida. Es bastante desesperanzador ver que no le importas a nadie, exceptuando tus propios padres, a los que a veces miro de reojo, ya que ni siquiera puedo mirarles a los ojos, pensando en que deberían haber abortado o haber tenido otro hijo con más «suerte». Coger una antigua red social, o incluso el propio WS y ver que soy bastante olvidado. Hace un tiempo dejé de expresar emociones debido a un tema personal, quizás como fachada, quizás para repeler, aunque no niego que a veces suelto una carcajada o un grito de frustración por un estímulo. No sé con que intención hago este tema, ni yo lo sé, desahogo quizás, aunque realmente nada va a cambiar.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *